¿Viajar con amigos buena idea o mejor solos?

Viajar es una experiencia tan interesante y apasionante en muchas ocasiones, que deseamos que en determinados momentos estuviesen con nosotros amigos y / o familiares para poder compartir los buenos momentos con ellos, no obstante cuando hay que preparar un viaje no todo el mundo tiene presenta la opción de ir acompañado. En este artículo vamos a intentar ver en primer lugar cual  positivo es viajar en compañía de amigos, y por otro lado si es algo hecho para todo el mundo o si se precisa de algún tipo de perfil especial para hacerlo de forma que nadie acabe malhumorado.

Es muy común que como indicábamos en algún momento dado de un viaje echemos en falta la presencia de alguna persona con la que nos gusta compartir experiencias, y ello puede llevar a la conclusión de que en un próximo viaje será interesante invitarle a venir con nosotros, ya sea ese nosotros, una persona o como pareja. No obstante, no se sabe lo que es viajar con más personas hasta que se realiza por primera vez, y hay que decir que no está hecho para todo el mundo.

Lo primero que hay que saber sobre viajar con más personas, es que desde el momento en que ello se decide, las siguientes decisiones al respecto van a estar directamente condicionadas a la opinión de la otra persona. A modo de ejemplo, la elección del hotel ya no es algo unilateral, sino que tenemos que hablarlo, quedara para decidir y fruto de esa conversación, nos veremos obligados a hablar sobre qué es lo que cada uno quiere ver, ya que como sabemos, la elección de un hotel no sólo se limita a aspectos estéticos, sino también de proximidad a lugares, comunicaciones, transportes, etc., por tanto habrá que hablar de todo el planning antes de decidir a qué hotel ir, y ello cuando lo hacemos con una persona que no conocemos en el contexto de un viaje de placer, puede llevarnos a encontrar algunas sorpresas como que no le guste el mismo tipo de excursiones que a nosotros, que sea más de museos que de playa o viceversa, que no le guste el metro y prefiera moverse en coche, etc., y es que cada persona es un mundo y a la hora de viajar las diferencias entre una y otra pueden ser abismales.viajar-con-amigos-bien

Al margen de lo indicado anteriormente, el aspecto económico también es algo a tener muy en cuenta. Cuando viajamos con alguien de un nivel económico semejante al nuestro, es muy probable que estemos de acuerdo en cuanto a que lugares visitar si tienen entrada, a que tipo de restaurantes ir en cuanto a coste del menú se refiere, como viajar ya sea en metro, tren, autobús, taxi, alquiler de coche, etc., en definitiva, una gran variedad de decisiones pueden ir vinculadas directamente con el dinero que tengamos preparado para gastar en ese viaje, y por experiencia es mejor tener muy claro este punto y muy hablado, ya que sino las broncas y las dificultades de puesta en común serás visibles desde el primer momento.

Al margen de los puntos negativos indicados anteriormente, o cuanto menos los que hay que tener más presente por sus connotaciones negativas, también hay puntos realmente muy interesantes como el hecho de división de gastos, el tener más variedad de fotografías y recuerdos de los que tendríamos de otra manera, el hecho de poder hablar por siempre de ese viaje con esa persona al haber creado un recuerdo inolvidable para ambos, el hecho de haber dado un primer paso para lo que puede ser una acción habitual en un futuro en cuanto a viajes se refiere, y es que cuando las cosas es planean bien y salen bien, viajar en grupo es algo realmente impresionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *